noticias

Imposible ante la Miurada en Madrid

  • junio 8, 2015

Javier Castaño tuvo un lote imposble de Miura en su segunda cita isidril sin opciones para el lucimiento. Javier Castaño se mostró muy por encima de la corrida toda la tarde, muy por derecho, sincero…inténtadolo todo con firmeza, valor y temple. Gran esfuerzo de nuestro torero.

El segundo Miura de la tarde, alto y largo, montado y estrecho de sienes, que estuvo a punto de comerse a Castaño nada más salir de los toros, haciendo al entrar en un lance uno de esos cambios de dirección con las traseras que los toros solo suelen hacer cuando han visto ya muchas telas y muchos cuerpos. O sea, a los finales de las faenas y no a los comienzos de las lidias. El caso es que Ángel Otero y Fernando Sánchez saludaron tras parear con valentía y Castaño lo intentó con él, sobre ambas manos, mientras al toro se le escapaba el poder a borbotones. A lo mejor era de agradecer, porque se orientó rápido y sin mapas para irse al cuerpo y tapar las salidas al torero.

El quinto no fue orientado, sino que fue peligroso. Ni se desplazó ni quiso hacerlo; prefería esperar y echar la cara arriba cuando presumía que podía hacer presa. Por los dos pitones y sin posibilidad de más de lo que le hizo Castaño. Fue ponerse en la cara, citarlo con firmeza y robarle varios de los que tenía que quitarse antes de que el toro le rebañase.
Este quinto, que cogió a Marco Galán y le rompió la bolsa escrotal en un tercio de banderillas complicado, fue en la muleta reponedor, orientado y difícil, aunque Javier Castaño lograse meterlo a veces en la muleta y trazar muletazos buenos y dispersos.

Fuente: Mundotoro y Las Ventas

Video Resumen del Festejo

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Último festejo de la Feria de San Isidro. Toros de Miura (1º, inválido; 2º, complicado; 3º, noble y sin fuerza; 4º sacó fondo; 5º, complicado y deslucido, 6º, noble y a menos). Saludaron en el 2º Ángel Otero y Fernando Sánchez.
Rafaelillo, silencio y vuelta al ruedo tras aviso
Javier Castaño, silencio y silencio
Serafín Marín, silencio tras aviso y silencio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies