noticias

La Victoria de la Superación

  • Abril 18, 2016

“Una lección de superación. De hombría. Y de coraje. Para cumplir su sueño más preciado tras unos meses de larga lucha contra el toro más difícil de su vida. En un afán de lucha increíble, tan sólo quince días… (quince, se dice pronto) después de finalizar el tratamiento de quimioterapia, Javier Castaño volvió hoy al ruedo de la Maestranza, para decir: Aquí hay torero para rato. Porque yo no me rindo. Y el público le obligó a saludar una emotiva y calurosa ovación de bienvenida.
Castaño correspondió con pundonor y firmeza ante un peligroso lote de Miuras al que se plantó con arrestos. Y el público se lo reconoció en forma de ovaciones. Mucho mérito el del leonés. Y más si cabe, reapareciendo tras haber superado aquel tremendo y duro trance de la enfermedad maldita. Chapeau, Castaño. Olé tú.” Enlace Mundotoro

castaño-sevilla-interior

 

Regreso Heroico de Castaño Por Paco Mora. Fotografías Raul Doblado

El personaje de la tarde ha sido el salmantino-leonés, que con su sobriedad característica ha afrontado el duro y difícil reto con la solvencia que tiene más que acreditada, pese a que su segundo ha sido uno de esos Miuras que piden el carné de identidad.

SEVILLA. 17-ABRIL-2016. CORRIDA DE TOROS MIURA FERIA DE ABRIL .JAVIER CASTA„O , SEGUNDO TORO. FOTO : RAUL DOBLADO. ARCHSEV

El público que despedía hoy la Feria de Abril de Sevilla, cerrada con los toros de Zahariche, ha recibido a Javier Castaño al finalizar el despeje de las cuadrillas con una ovación de gala en reconocimiento a la hombría que ha puesto de manifiesto reapareciendo, después de su grave enfermedad, con corrida de tanto compromiso. Con las visibles huellas de un intensivo tratamiento quimioterápico, Castaño ha vuelto a ser el valiente que siempre fue, demostrando que no comparecía en La Maestranza buscando alivios de ninguna clase. Es más, de haberle acompañado las posibilidades de su lote el éxito le habría sonreído. Así y todo ha resuelto la papeleta con una alta carga de dignidad y disposición.

SEVILLA. 17-ABRIL-2016. CORRIDA DE TOROS MIURA FERIA DE ABRIL .JAVIER CASTA„O , SEGUNDO TORO. FOTO : RAUL DOBLADO. ARCHSEV

De la labor de Rafaelillo y Escribano encontrarán ustedes cumplida información junto a este billete. Pero para mí, el personaje de la tarde ha sido el salmantino-leonés, que con su sobriedad característica ha afrontado el duro y difícil reto con la solvencia que tiene más que acreditada, pese a que su segundo ha sido uno de esos Miuras que piden el carné de identidad.

SEVILLA. 17-ABRIL-2016. CORRIDA DE TOROS MIURA FERIA DE ABRIL . RAFAELILLO , CUARTO TORO UNA OREJA. FOTO : RAUL DOBLADO. ARCHSEV

Uno se pregunta una vez más, a la vista del gesto y actitud de este torero, de qué material estarán hechos los hombres que se visten de luces. Pese a la escasa colaboración y peligrosa condición de sus dos adversarios, Castaño se ha mantenido firme y con la cabeza clara, sin dejarse vencer por la dureza que para él suponía reaparecer ante un público como el de la plaza del Baratillo y en su Feria de Abril. De la pasta de este recio matador de toros debió estar hecho Rodrigo Díaz de Vivar “El Cid Campeador”. Que por cierto fue el primer caballero castellano que alanceó toros bravos. Bienvenido a la vida, que tú sólo concibes vestido de seda y oro, Javier. Que la suerte te acompañe.”

 

CRÓNICA de Maestranza Pagés
La corrida de Miura ha puesto punto final a la Feria 2016 en la plaza de toros de Sevilla en una tarde en la que lo más destacado ha corrido a cargo de Rafaelillo, el único que ha logrado tocar pelo.

Se lidiaron toros de Miura, bien presentados y de juego desigual. Destacaron primero y cuarto.

Rafael Rubio ‘Rafaelillo’, ovación tras aviso y oreja.

Javier Castaño, ovación y ovación tras aviso.

Manuel Escribano, ovación y silencio.

Más de tres cuartos de entrada en tarde soleada y de buena temperatura. Saludaron en banderillas Marco Galán y Fernando Sánchez.

La tarde comenzó de forma emotiva con una cerrada ovación después del paseíllo para Javier Castaño, que toreaba en Sevilla después de superar un cáncer del que todavía se pueden ver secuelas en su aspecto fisico. Sus propios compañeros de cartel aplaudieron al torero de León.

Después de este cálido homenaje, Rafaelillo recibió con oficio al primero de la tarde, que se frenaba y no pasaba en el capote. El toro de empleó en el primer puyazo y fue castigado con fuerza. En el comienzo de faena dejó buenos muletazos como un cambio de mano y un trincherazos de buena factura. En la primera serie toreó con la derecha con verticalidad y comenzó a sonar la música. En la segunda por ese pitón también hubo muletazos buenos y a partir de ahí el toro comenzó a orientarse y a reponer. Rafaelillo resolvió con oficio e incluso toreó con la zurda, el peor pitón del toro, logrando muletazos de mérito. Mató mal y fue ovacionado.

Rafaelillo se fue a portagayola en el cuarto, mostrándose muy decidido y bullidor con el capote. Brindó este toro a su compañero Javier Castaño y comenzó la faena de forma entonada. Se llevó el toro a los medios y dio una serie templada y bien rematada que hizo sonar la música. En la segunda el toro pareció orientarse más. Cambió a la izquierda y dio buenos naturales con el ‘miura’ ya más apagado. Al final sufrió un desarme, siguió toreando hasta aprovechar todas las embestidas y mató de estocada. Una oreja.

Javier Castaño se las vio con un primer toro complicado. Si le obligaba, se caía y si no, pegaba un tornillazo. No era fácil estar delante de esa embestida rebrincada y brusca, pero Castaño se mostró firme con la derecha. Cuando cambió a la izquierda dio una buena serie, embistiendo más templado el toro. Por ese pitón logró los mejores momentos de la faena. Pinchó y dejó una estocada fulminante en el segundo intento. Ovación.

Castaño recibió con oficio al quinto, que no le permitió lucirse con el capote. En la muleta, el toro se quedó muy corto y se enteró pronto, lo que dificultó la labor del torero. Solo por el izquierdo pudo robarle algún natural estimable en una labor de insistencia y entrega. Mató de estocada y fue nuevamente ovacionado. Ovación.

Escribano se fue a portagayola en el tercero y cuajó al toro a la verónica, haciendo sonar la música y entusiasmando a los tendidos. El toro perdió las manos después del primer puyazo y Escribano puso banderillas, destacando el tercer par de calafia. Cuando se fue a por la muleta saltó un espontáneo y, una vez reducido, comenzó la faena. Escribano citó de lejos y el toro mostró excelente son pero estuvo muy limitado por su falta de fuerza. Logró los mejores muletazos con la derecha hasta que el ‘miura’ se paró. Mató de estocada desprendida. Ovación.

Escribano se fue de nuevo a portagayola en el sexto, luciéndose después con el capote aunque en menor intensidad que en su primero. Otra vez banderilleó, destacando el tercer par metiéndose por dentro. Más manejable resultó este último toro de la tarde por el izquierdo, por donde el de Gerena le dio un par de series con muletazos meritorios. El toro se agotó pronto e incluso se derrumbó en un remate de serie, por lo que tuvo que abreviar. Pinchazo y estocada. Silencio.

Video Resumen de la Corrida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies